Decálogo de una InFashioner

Por edad, la etiqueta que nos toca es la de Millennials, pero esto va más allá

decaologo chicas millennials InFashioner

Si hay algo que une a investigadores, estadistas y al gremio de periodistas es su gusto por segmentar y catalogar. Fruto de esta pasión surge la clasificación que divide a nuestra sociedad en Baby Boomers (los nacidos entre 1945 y 1964), la Generación X (1965 y 1981) y la de los Millennials (1982 y 1994).

Nosotras queremos añadir un grupo más, el de las InFashioners. Tranquila, no se trata de un club privado. Tampoco es una de esas hermandades americanas en las que unas pueden entrar y, otras, se quedan fuera. Todo lo contrario, ser InFashioner es una forma de entender la moda, las tendencias y la vida y puede serlo cualquiera que se identifique con varios de los puntos que enumeramos a continuación:

1. La moda no es amoral, es para subir la moral

Superficial, frívolo, insustancial… estos y otros muchos adjetivos del estilo se han utilizado para hablar sobre el mundo de la moda. Una chica InFashioner no tiene reparos en reconocer que le gusta ir de compras, seguir las tendencias y estar al día de lo último que el streetstyle ha puesto de moda.

La ropa nos sirve para expresarnos y nuestro estilo y los looks son toda una declaración de intenciones. No sólo eso, las chicas de nuestra generación hemos logrado reivindicar que nos vestimos como queremos y para gustar, sí, a nosotras mismas.

 

2. Belleza real

No nos creemos el 90-60-90 y por ello celebramos que cada vez más marcas se rindan a las mujeres reales. Desde bikinis hasta cremas. La belleza deja de ser aspiracional –y un poco torturadora– y pasa a ser un recurso más de las mujeres para sentirse mejor con ellas mismas, pero sin presión. 


3. 
Nostalgia analógica

Sí, tú chica InFashioner que eres 3.0, que te pasas el 85% de tu tiempo frente a una pantalla e incluso utilizas la pantalla del móvil como espejo, reivindicas las conversaciones face to face, sigues leyendo tu libro en el autobús y no renuncias al momento playa acompañada de tu revista favorita. Por esto te encantará saber que InFashioner no es solo un programa de TV con las influencers de moda y un Instagram molón, también es una revista que podrás leer día a día en esta web y encontrarás cada miércoles en el quiosco. ¿Qué para cuando la primera? Pues este mismo miércoles 13 de junio la tienes. 

portada-infashioner-01-quiosco

4. No sin mis redes sociales

La tecnología nos invadió y ya no podemos vivir sin ella. Facebook, Twitter, Pinterest, YouTube, Whatsapp y, sobre todo, Instagram forman parte de nuestros días y nos han marcado como generación.

¿Crees que exageramos? Piensa en tus planes, tus cenas con amigas y tus viajes y reconoce que muchas de las cosas que haces tienen detrás una clara motivación: la foto instagramera de turno –y lo sabes–. Además, gracias –o no– a estas aplicaciones somos la generación más conectada de la historia.

No te agobies, aquí no se juzga a nadie, de hecho, nosotras somos las primeras que nos hemos creado perfiles en todas las RRSS habidas y por haber. ¿Ya nos sigues en Facebook? ¿En Instagram? ¿En Twitter?

 

5. Viajar a cualquier lugar

Una escapada de fin de semana o un viaje de 15 días, poco importa la duración, lo que le gusta a la chica Infashioner es la posibilidad de escapar de la rutina diaria porque esa es la únia forma de hacer 'reset' y desconectar. Y si el tiempo es poco relevante el destino más de lo mismo: Tailandia, Perú, Formentera o La Rioja, todo vale para decir eso de "adiós, hasta otro ratito". 

Eso sí, nada de agencias de viajes –como hacían nuestros padres– lo que a nosotras nos gusta es perdernos, descubrir lugares con encanto, personas que ídem y compartir aventuras.
 


6. Eres amiga de tus amigas

En la serie Girls, hay una escena en la que Hanna Hovarth habla con un grupo de universitarios y les dice: “Me gustaría deciros que no infravaloréis la amistad. Sé que parece que todo será amor y deseo, pero el deseo desaparece y la amistad no. Si la alimentáis.”. Pues eso es lo que caracteriza a la chica InFashioner: disfrutamos con planes de chicas, nos ayudamos y el bienestar de nuestras amigas están por encima de todas las cosas.
 

7. Serieadictas

Las chicas Infashioner podemos estar enganchadas a varias a la vez y no nos importa reconocer que algún que otro viernes por la noche hemos sido baja de alguna fiesta que pintaba súper bien y a la que iba todo el mundo porque a nosotras lo único que nos apetecía era ver Paquita Salas del tirón. Y sí, aquí la tecnología también ha dicho la suya porque lo de la tele ha quedado en un segundo plano, de otras generaciones incluso. Nosotras somos de Netflix, de YouTube y similares.


8. Fast food, sí, pero sano
 

Admitámoslo, tiempo no nos sobra. Entre el trabajo, las clases de inglés, el gimnasio, los planes con amigos y un larguísimo etc. podemos decir que la chica InFashoner es una chica ocupada y en las pocas horas libres que nos quedan –a la mayoría– no nos apetece invertirlas en cocinar. Esto nos convierte en carne de cañón del fast food, pero gracias a las modas de los superalimentos –kale y kimchi a la cabeza–, de los restaurantes sanos y de que Instagram es una mina de recetas saludables, este anglicismo ha dejado de ser sinónimo de una mala alimentación.


9.
 Sin tabúes

Eres exigente contigo y con los de tu entorno y no ocultas tus gustos o preferencias. Más bien todo lo contrario, dices lo que piensas sin miedo al qué dirán, sin sentirte avergonzada. En la esfera sexual, también. Esa libertad tuya, chica InFashioner, no tiene precio.


10. 
Seguridad ante todo

Y el punto anterior nos lleva inevitablemente a reconocer que la chica InFashioner no solo no se siente inferior a nadie si no que tampoco deja que nadie se lo haga sentir. Esta generación de mujeres somos conscientes de nuestras flaquezas y defectos, pero ¿por qué centrarse en eso?, tenemos muchos puntos fuertes y eso es lo que cuenta, lo que suma y lo que queremos destacar. El resto siempre se puede mejorar.

 

CONTINÚA LEYENDO